Archivo mensual: diciembre 2011

Sesenta. [Gracias.]

Un día, te levantas y todo va bien, los días transcurren como los días anteriores, las llamadas del mismo par de personas que amas y que te llaman a diario, te bañas, sales, estudias, trabajas, el día siguiente igual… el día siguiente todavía igual.

Generalmente crees que cuentas con las mismas personas todos los días, el mismo papá-mamá-hermano-hermana en casa, el mismo Gattuno en su lugar de trabajo, la misma Diana-Luigi-Andrés-Camila-Sebastian-Sebastian-Javier-Manuel-Jennifer-Fernando-Maira-Camilo-Laura-Julian-Jenny-otros en sus casas, entonces a veces les hablas y a veces no, porque a veces no te quieres perjudicar a fondo con sus cosas, aun sabiendo que siempre están ahí cuando necesitas de alguien, todos ellos.

Hoy me doy cuenta que en toda mi vida, realmente me he desprendido por voluntad propia de 3 personas: Ángela, Juan Felipe y Gabriel, razones diferentes, misma voluntad.

Hoy me doy cuenta también que los días siguen siempre transcurriendo igual, y solo UN día marca la diferencia, el día que contestas el teléfono y te dicen que un amigo/familiar/conocido falleció. NUNCA, jamás vas a estar preparado para ello, a menos que durante todos los años de tu vida estuvieras haciéndote a la idea, pero sé que no es así, jamás sabes si sentirás tranquilidad, si sentirás dolor, si te botarás al suelo a llorar, si debas retirarte del lugar en el que recibiste esa llamada, es más, no sabes en donde estarás cuando eso suceda.

A mis 25 años, han fallecido 5 personas que alguna vez estuvieron muy a mi lado, de esas 5, fallecieron 4 este año.

No tengo claro si afortunadamente fallecieron, lo que tengo clarísimo es que ninguno de ellos falleció bajo causas justas, a Edgar lo asesinaron en la calle, sicarios que escapaban de la policía, a William se lo llevó un cáncer injustamente, cuando ni llegaba a los 24 años, Sebastian se suicidó con 21, y Álvaro (ex-secuestrado) fue asesinado por las FARC hace menos de un mes, después de mantenerlo en la selva por más de 12 años. Es obvio para cualquiera, que no hay equidad.

Sigo de cierta manera la doctrina budista, me preocupo por mi bienestar y el de los otros, y por brindar amor y ayuda a quienes lo necesitan.

Siento que ya me puse en paz con estas personas, ahora siento la necesidad de despedirme “oficialmente” de ellos, dejarlos ir.

Que así sea.

🙂

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized